No bajes el precio de tu piso, ¡ofrece argumentos!

precio de venta de un inmueble

No bajes el PRECIO de venta de tu piso, ¡ofrece argumentos!

 

Las disputas por el precio de venta de un inmueble, no gustan a nadie. Los tiras y afloja en las negociaciones no sólo irritan a cualquiera, sino que, además, pueden hacernos derrochar una suma de dinero importante si no son gestionadas de la manera adecuada.

Para no vernos en la situación de tener que ingresar en una discusión de precios con nuestro comprador, es importante tratar fijar un precio de venta que esté lo más cerca posible al costo de mercado. Sin embargo, esto no es previsible al 100%, por lo que, en algunos momentos, debemos de estar abiertos a posibles negociaciones de precio.

 

Consejos para negociar con tu comprador

El comprador siempre intentara abaratar el precio de nuestro inmueble para su satisfacción y ahorro. Esto será así, incluso cuando crea que el precio por el que se entrega nuestra vivienda, es acorde a sus características. Tener claro cuáles son nuestros límites y prioridades como vendedores, nos ayudará a tomar las decisiones adecuadas en cada situación.

A continuación te ofrecemos una serie de tácticas que te harán tomar las riendas ante una posible negociación:

 

 

precio de venta de un inmueble

 

 

  1. Estudia detenidamente la zona

El mejor argumento que puedes usar es un buen informe de zona. Cada vez que colocamos una vivienda en el mercado, es necesario realizar un Estudio de Mercado que nos ayude a establecer el precio idóneo al que debemos vender nuestro inmueble. Si nuestro piso posee un precio por metro cuadrado inferior al precio medio ofertado en la zona, seguramente este argumento nos será muy válido de cara a una posible negociación.

De igual manera, un precio de salida establecido por una inmobiliaria, puede brindar al comprador mucha más seguridad que uno establecido por el dueño del inmueble. Al fin y al cabo, las inmobiliarias son las que mejor conocen el mercado inmobiliario de su zona y, por tanto, mejor pueden valorar si un precio es acorde o no con la realidad del momento.

 

  1. No muestres desesperación

Si nuestro comprador descubre que estamos preocupados por vender nuestro inmueble de manera apresurada, seguramente intentará bajar el precio más de lo necesario. No obstante esta sea verdaderamente nuestra situación y necesitemos vender como agua de mayo, no permitas que el comprador detecte esta urgencia.